biblioteca quemada

A Jean Baptiste Henri de Valincourt se le había quemado la biblioteca. Al decirle Racine que lo sentía le responde:

«Si mis libros no me hubieran enseñado a prescindir de ellos, no me habrían servido de nada»