Archivos mensuales: octubre 2007

into the wild

Llevo dos días escuchando esta banda sonora que Eddie Vedder ha escrito para la película Into the wild, dirigida por Sean Penn. Al parecer se trata de una historia basada en hechos reales: joven prometedor que al graduarse lo deja todo y decide vivir su sueño hasta las últimas consecuencias en Alaska. Mientras no vea la película no podré opinar sobre ella. Pero sí puedo opinar de la BSO y creo que se trata de una pequeña joya. Y para intentar demostrarlo, aquí os dejo dos cortes que he encontrado en youtube y unos segundos de No ceiling

Eddie VedderNo Ceiling

our mutual friend

Estos últimos días no escribo demasiado. Quizás es que no tengo mucho que contar o que mi cabeza anda un poco descentrada. Así que me aprovecho de Youtube para subir al blog algunas canciones y vídeos.

Buceando, buceando, he encontrado esta preciosa canción de The Divine Comedy. No es un grupo muy conocido por aquí, pero creo que hay que darle una oportunidad a la hermosísima voz de Neil Hannon.

Y de regalo, aquí dejo una versión de Life on Mars por Neil Hannon y Yann Tiersen (el de la música de Amélie Poulain…)

keep on moving

Así me siento muchas veces: incapaz de parar el movimiento. Llego a casa del trabajo, voy a hacer deporte, mientras hago deporte escucho nuevos discos, vuelvo a casa, me aseo, hago la cena, me siento en el sofá pero no aguanto ni dos segundos en la misma postura. Cojo un libro. Si no capta mi atención pruebo otro de los que tengo en la mesa. Este sí, este me gusta. Sigo la acción. No paro de leer. Siempre adelante. En definitiva, muévete y no pares…

Y pulsa aquí si la quieres descargar en tu ordenador

milagros, recuerdos, sueños

Todo lo sagrado tiene la sustancia de los sueños y los recuerdos, y así experimentamos el milagro de que lo que está separado de nosotros por el tiempo o la distancia se haga repentinamente tangible. Los sueños, los recuerdos, los sagrado, todo es semejante en cuanto que está más allá de nuestro alcance. Una vez que nos separamos de lo que podemos tocar, ese objeto se santifica, adquiere la belleza de lo inalcanzable, la cualidad de milagroso. Todo tiene esa cualidad, pero nosotros podemos profanarlo tocándolo. ¡Qué extraño es el hombre! Su contacto mancha y, sin embargo, él es la fuente de los milagros

Noche de primavera – Yukio Mishima