tener tomado el pulso a los empleos

Hay diferencia entre ellos. Es un conocimiento magistral que necesita prudencia. Unos necesitan valor y otros perspicacia. Se manejan con más facilidad los que dependen de la rectitud, y con mas dificultad los que precisan cautela. Para aquéllos no es necesario más que buena disposición; para éstos no basta toda la atención y el desvelo. Dirigir a los hombres es una ocupación trabajosa, y más si son locos o necios. Es necesario un doble buen sentido con quien no lo tiene. Es un empleo intolerable el que exige una dedicación absoluta, a horas fijas y es rutinario. Son mejores los que están libres de fastidio al unir variedad e importancia, pues el cambio proporciona el placer. Los más autorizados son los que tienen una dependencia más o menos distante. Los peores son los que hacen sudar, en la tierra y ante Dios.

Oráculo manual y arte de prudencia – Baltasar Gracián

4 comentarios en “tener tomado el pulso a los empleos

  1. Como caído del cielo viene esto…vengo de estar con un amigo que se marcha a Costa Rica a trabajar dos años con UNICEF en colaboración con Naciones Unidas…y ahí es donde entiendes la diferencia entre curros…

  2. Por si te sirve de algo…

    Jur Hur Figger Dee Dee!!

    Tengo la letra sacada, por si la quieres. No sabes cómo “pega” esta canción en el metro por las mañanas.

  3. Tranquilo ratoncillo, si el trabajo fuese tan bueno no haría falta que nos pagasen por hacerlo.
    Si quieres prácticas de bucanero
    …la construcción es tu mundo!!!

Los comentarios están cerrados.