Archivos mensuales: marzo 2007

la mer – boum

Ayer, un personaje de Lost comenzó a cantar La mer al final del capítulo. En casa tengo la versión original de Charles Trenet, pero investigando por ahí he encontrado que existen cerca de 400 versiones diferentes de la canción. Y buscando buscando, me he encontrado con esta otra canción del francés: alegre, rápida, onomatopéyica… BOUM!

Mais… boum!
Quand notre coeur fait boum
Tout avec lui dit boum
Et c’est l’amour qui s’éveille

yo también he capitulado

Tengo que reconocerlo: yo también he sucumbido a los encantos de Lost. Empecé ayer, y casi sin darme cuenta ya he visto los siete primeros capítulos. Supongo que para los que ya estáis por la tercera temporada estos inicios pueden arrancar una sonrisa. Pero seguro que observaréis con un poco de envidia todo el campo que me queda por delante.

Y tanto me ha gustado que durante el día de hoy estuve pensando dónde reside la magia de la historia. Como todo nuevo fan, necesitaba hablar con fans veteranos. Así que acudí a mi hermano. Y éste me dijo que “en muchos momentos le gustaría vivir en la isla…”.

Eso es precisamente lo que nos proporciona la serie. El inicio de una nueva vida. Claro que no todo el mundo cambia de vida así como así, con lo cual recurrimos a una ruptura traumática con el pasado (un accidente aéreo) y a un escenario muy concreto: una isla.

No se trata de ninguna casualidad el haber escogido una isla. Tenemos multitud de ejemplos en la literatura universal porque muchos escritores son incapaces de resistir ese poder absoluto de recrear o utilizar la isla como pequeño laboratorio social y emocional. Ahí está la juvenil “Isla de Coral” con esos empalagosos niños náufragos que parecen sacados de una película de Spielberg. Y como contrapartida está “El señor de las moscas” con una tropa de canijos demostrando que todo niño pequeño es un cabrón en potencia. Tenemos a don “Robinson Crusoe” sobreponiéndose gracias a una mezcla de religión+amistad+tozudez y la emocionante “Isla del tesoro” que puede leerse miles de veces sin llegar a cansar nunca. Inquietos nos quedamos tras leer esa “Isla del doctor Moreau” donde los animales se convierten en humanos y acompañamos regocijados a Odiseo que va dando tumbos de isla en isla para no tener que explicarle a Penélope ese peaso de juerga que se le ha ido de las manos. Ejemplos no nos faltan…

De vuelta a la isla en cuestión, una vez que estamos en la orilla junto al avión estrellado es imposible no pensar qué papel adoptaríamos en este nuevo orden. Por ahora tenemos un líder nato, el siervo nato, el capullo nato, la superficial, la mujer coraza, una embarazada, el nifunifa, un iraquí, el espiritual, un grupo de padre hijo y perro, una pareja de coreanos que (teóricamente) no se enteran de nada y… ¡hasta tenemos un guitarrista!. Pero claro, no todo puede ser tan obvio y cada capítulo voy aprendiendo que el capullo no es tan capullo y supongo que más adelante la superficial hará algo que me haga cambiar de opinión. Lo único que creo no va a cambiar es mi enamoramiento repentino de una tal Kate.Y la sensación de estar plenamente de acuerdo con mi hermano: en muchos momentos me gustaría estar ahí con ellos y poder partir de cero de nuevo.

En fin… que estoy realmente enganchado.

noches rigurosas

Ayer de noche me puse con la guitarra bastante temprano y sólo la solté justo antes de dormir, a una hora en la que seguir con las cuerdas podría molestar a los vecinos. A esto se llama una actitud muy cívica aunque muy poco rockera :) .

Y cuelgo aquí lo que he grabado. Estoy contento con una de las dos pistas, la del acompañamiento. La otra pista tiene escalas mal escogidas y peor tocadas. Supongo que algún día recuperaré esta melodía y la mejoraré. Mientras tanto…

semana de libros

Esta semana ha estado dominada por el signo de los libros. Después de terminar el Lobo Estepario me adentré en las páginas de Luces de Bohemia. Muchas veces nos echa para atrás la fama que precede a ciertos clásicos, recordamos su título nombrado en el manual de literatura que usábamos en el colegio… sí, podíamos discutir sobre muchos libros; conocíamos su estructura interna, la psicología de sus personajes, el estilo. Sólo se nos había pasado un pequeño detalle: leerlos.

Todavía recuerdo aquellos “libros de claves sobre…” que podías utilizar para realizar los trabajos del trimestre sin tener que leer los originales. Pero me desvío. La noche del lunes abrí las páginas de Luces de Bohemia y me adentré en un lenguaje nuevo, en escenarios y tipos de Madrid, en una época revuelta y revoltosa. Me reí en algunos pasajes por las viveza de los diálogos, el ingenio en las réplicas. Y no digo más: si no lo habéis leído no esperéis más para hacerlo.

Segundo día. Martes noche. Segundo libro: El amor, las mujeres y la vida de Benedetti. Un libro de poesía sobre la soledad, el amor, la soledad que vuelve después, el siguiente amor… un libro al que volveremos mil veces.

“porque tú siempre existes dondequiera
pero existes mejor donde te quiero
porque tu boca es sangre
y tienes frío
tengo que amarte amor
tengo que amarte
aunque esta herida duela como dos
aunque te busque y no te encuentre
y aunque
la noche pase y yo te tenga
y no”

precious images

Para todos los que leen estas páginas y aman el cine dejo aquí un pequeño regalo que ganó un Oscar en 1987. Si queréis conocer más detalles del corto, tenéis más información en la wikipedia. Por cierto, es probable que lo acaben quitando de Youtube por temas legales así que no lo dejéis para otro día…